Enviar respuesta 
 
Calificación:
  • 0 votos - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
LAS GUERRAS NOBU
23-06-2018, 12:05 PM
Mensaje: #1
LAS GUERRAS NOBU
C-Manuel Avesta-DSB1 (TGC)
[Imagen: 0O2UpwJ.gif]

Presentación:


Si, perfecto. El título en llamas expresa a la perfección lo que vais a leer a continuación. Se trata de una trama adulta, madura, llena de misterios y desenlaces divergentes que... que no, que es una trama de guasa donde el sajarraja impera. Lo único que quizás haría sería preguntar al usuario de Nobunaga Oda si le molestaría un evento de guasa con respecto a su figura. Veréis igual que no es malintencionado en absoluto.


Boceto de la trama:


Todo esto empezará con un lobby. Año 73. La Resistencia Superviviente de Aldebaran (RSA) se reúne una vez más. Se trata de una organización pequeña de no más de cincuenta miembros, de gente que ha visto Aldebaran arder una, y otra, y otra, y otra vez. Empiezan a considerarla la ciudad maldita por ser siempre la ciudad que recibe los bombazos, los misiles, las alertas nucleares, las invasiones del DOM... ¡pero es su ciudad al fin y al cabo! Por supuesto, tienen un odio acérrimo a todas las entidades que han supuesto un mal para su ciudad; la Corporación, el DOM, Louyang...

Ahí entra en escena el líder de la organización, Paul Churches, un antiguo veterano de guerra. En la reunión se informa de que van a realizar una expedición a la Torre del reloj, puesto que han encontrado una zona no-contaminada que antiguamente era un centro tecnológico del DOM. Quizás allí encuentren armas de destrucción masiva para acabar con sus enemigos.

Muchos hombres dieron sus vidas por llegar hasta esa zona, atravesando la radiación para llegar hasta esa esperanzadora zona. Tuvieron suerte de que uno de los soldados supervivientes, Agapito di Sousa, era campeón y logró guardar un portal para traer al resto... ¡si es que ser campeón es una ventaja, seas lo que seas!

Allí se encontraron con F-Rankenstein-BCO, un superviviente de la explosión nuclear que se atrincheró ahí con todas las reservas de comida, a esperar a que se fuera la radiación. Con él, quedó también la máquina de clonación utilizada por los del DOM, con algunas muestras recientes; entre ellas, las de Nobunaga Oda.

Capturado el especialista en clonación, Paul Churches evalúa las posibilidades de la máquina. La máquina no tiene suficiente energía, según avisa F-Rankestein, pero Paul aun así insiste en probarla.

Resultado, realizan un clon de Nobunaga con una unidad de energía del CETREN.
En ese momento, nace NOBU-01. Hemos de imaginar a NOBU-01 como una especie de clon de Nobunaga Oda con los ojos saltones, pequeño, regordete, con el tamaño de un minion aproximadamente... y que solo sabe gritar su nombre todo el tiempo. Algo así.

Para Paul Churches, el experimento resulta un éxito. Piensa que puede crear un ejército de tropas barato, reutilizable y que no cuesta un quicio. Además, apenas parecen tener inteligencia y tampoco son muy fuertes... ¡es perfecto para completar su venganza!

Decide producirlos en masa, y es el mayor error que podría haber cometido. A pesar de tener unos instintos muy básicos, los NOBUs tienen clara dos cosas: deben capturar/asesinar a todos los hombres que encuentren, tener para sí todas las mujeres que encuentren, y por supuesto... HACER UN SECTOR. No serían NOBUs si no hicieran un sector. Que por supuesto, se llamaría NOBU -si, de cuatro letras-.

Los NOBU matan a Paul Churches y a sus hombres -se salva como mucho el tipo que tiene portal al sitio- y capturan a F-Rankenstein para que los siga creando. Por supuesto, el científico no tiene otra opción para salvar su vida.

Los NOBU tomarían Aldebaran como ciudad principal y lanzarían un ataque aislado al CETREN para robar la mayor cantidad de energía y así aumentar sus filas exponencialmente. Tras ello, empezaría la conquista hacia Einbroch para tomar la ciudad energética.

Estaría bien que los NOBUs fueran mob custom. El modelo de Nobunaga copiado, empequeñecido a la mitad, y que al pegar grite ¡¡NOOOBUUU!!. La otra opción que pensé son evilclones vía comando GM, pero la opción del mob es mucho más cómoda. Todos tienen un drop de Pantie del 50% -lo cual será tope molesto teniendo en cuenta que serán muy numerosos y con poca vida-. No tendrían mucho daño ni mucha vida, por si fuera poco.

¿Se quiere expandir para que sea más loco y divertido? Con el paso del tiempo en el evento, los NOBU crean a las unidades MECHA-NOBU que son Gunslinguer. Si, Nobunagas haciendo Nobunagas androide. También luego añadir a los NOBUGANTES, que son Nobunagas... gigantes al haber activado su mutación titan.

Luego ya si hay que añadir más paridas, está el hecho de que la torre está radiada y está afectando a los NOBU, creando, qué se yo, NOBUs ígneos, tóxicos, de colores, etc.


Conclusión:


El evento concluye cuando destruyen la máquina de clonación de F-Rankenstein. Para ello, primero deben defenderse de los ataques de los NOBU, que serán muy numerosos -eso hará que la gente vuelva a conectar-. La única forma es llegar hasta las puertas de Aldebarán y encontrar al superviviente Agapito Di Sousa, que les hablará sobre lo que ha ocurrido. Les ofrecerá abrirles un portal y podrán acceder al interior del búnker donde está la máquina de clonación. Allí se enfrentarán a GOLDEN-NOBU, líder del sector, primer NOBU y evolución máxima de todos los NOBUs, posiblemente por pelea de rol. Una vez acaben y destruyan la máquina, solo tendrán que acabar con la amenaza.


Recompensas:


Uno de los personajes podrá encontrar a un GOOD-NOBU, que básicamente es un NOBU normal pero sin las ambiciones de sus compañeros. Podrá tenerlo como mascota Corporativa / baby. Puede suponer una continuación del evento en un futuro.

Si rescatan a F-Rankenstein, éste quizá pueda darles algunos datos sobre el futuro y quizás alguna mejora tecnológica a algún departamento o similar. Esto aún está a decidir.
23-06-2018, 01:42 PM
Mensaje: #2
RE: LAS GUERRAS NOBU
SA-Ángela Rosstein-T66
Actualización: Añadir que al principio cogerán mucho terreno, pero después irán debilitándose porque todos intentarán crear su propio sector, ergo habrá una guerra interna. Esa es la oportunidad de los corporativos para ganar.
02-07-2018, 06:02 PM
Mensaje: #3
RE: LAS GUERRAS NOBU
Guía de Rol K

Había pasado mucho tiempo desde la última reunión en aquel cobertizo frío y destartalado, en ese pequeño espacio que conducía a un sótano oculto a la vista del ojo atento de la Corporación. Las telarañas, ratas y el olor a cerrado no suponían un problema para los miembros de la RSA; sabían a lo que venían y estaban acostumbrados.

La Resistencia Superviviente de Aldebaran se reunía una vez cada varios años, y era común que muchos de sus miembros desaparecieran de un concilio a otro. Después de todo... ¡estamos hablando de Aldebaran! La ciudad que ha pasado por invasiones Corporativas, pertardazos nucleares, ocupaciones por parte de extraños enviados del futuro, misiles made in Louyang... La pregunta es, ¿qué no le ha pasado a esta pobre gente?

No era una organización de más de cincuenta personas. Su último líder, Paul Churches, era un reputado veterano -o superviviente, mejor dicho- de guerra que se había ganado la simpatía de sus allegados por su esperanza infatigable. Él presidía la reunión, convocada esta vez con una premura inusual. Había nuevas dignas de comunicar.

-Camarados y camaradas del RSA, mi corazón se llena de orgullo y satisfacción al veros aquí una vez más, a pesar de que los desastres nos hayan mermado con el paso de los años. Si todos y todas estamos aquí, es porque confiamos en que podemos romper la maldición que ha sufrido esta ciudad, y por ende sus habitantes.- Paul se mesó la barbilla, observando al resto de asistentes con ánimo revolucionario. -Todos nos hemos preguntado... ¿por qué en Aldebaran? ¿qué le hemos hecho al destino para ser siempre el blanco de todo suceso catastrófico? Hoy, es el día que llevamos esperando durante tanto tiempo; hemos encontrado una salida... o una entrada, más bien.

El resto de asistentes observaban a Churches por lo bajo, algunos cuchicheando sobre la credibilidad de sus palabras, otros cruzados de brazos con escepticismo. Esperaban al menos una prueba, o una seña de que esas palabras esperanzadoras encendieran algo más que una velita de sótano, única iluminación del lugar.

-Calmaos, compañeros y compañeras. Hace poco recibimos una señal en las inmediaciones de la torre del reloj. Hay alguien vivo allí; un enemigo del futuro que aún permanece dentro, aislado del resto de sus aliados y aliadas. Aquí tenemos su mensaje.- Dicho eso, Paul colocó en la mesa un antiguo dispositivo de reproducción, comprado a un especialista en Einbech de dudosa profesionalidad.

[Imagen: 04b72d944b868aea8a0a4f3a4ced66a3.png]

Un sabroso ritmo apasionado llenó el frío sótano antes de que Paul extrajera la cinta para darle unas cuantas vueltas utilizando un rudimentario lápiz ante la atónita mirada de los asistentes. Alguna risita y unos cuantos carraspeos decoraron la reunión con una falta de seriedad notoria.

-Semana número... ya no me acuerdo. Soy F-Rankenstein-BCO. Si eres alguno de mis compañeros, pide por favor una cuadrilla de refuerzos y entra en la torre del reloj. Estoy solo y encerrado, ¡aunque he tenido la suerte de encontrar las reservas de comida! Este lugar ha quedado protegido de la radiación y de momento soy feliz. Soy muy feliz. Pero estoy solo, no hay retrete, y estoy hasta arriba ya de comer pastillas alimenticias. Me queda poca energía, pero los dispositivos de clonación siguen intactos... No los he tocado desde que mi jefe, G-Odofredo-BCO1, murió a causa de una indigestión. Ya le decía yo que no se comiera esos ganchitos de queso que habían tomado un color verduzco tras la explosión.

Por favor, rescatadme. Huele muy mal, y tengo ya un amigo imaginario al cual estoy muy unido, pero aún no he incumplido la tercera ley con él de milagro. No soy un traidor. ¡Jamás seré un traidor! Por favor, a aquel que haya encontrado este mensaje, que sepa que si he dicho algo legalmente extraño, es a causa de mi encierro en este lugar y a la radiación imperante. Precipicios días. BIRLRIRLRIRLRILIP.


Tras parar la cinta, Paul prosiguió. -Hemos perdido a muchos hombres para llegar a ese lugar, pero lo hemos conseguido. El nuevo capitán general de exploración, Agapito Di Sousa, llegó de una pieza tras varios teletransportes afortunados y un portal guardado valientemente. Tenemos acceso al lugar donde habita nuestro rehén, y nuestro nuevo arma biológica. Varios de los presentes aplaudieron la azaña del campeón Di Sousa, el cual respondió con varias pedorretas en las que quería decir 'gracias'. La radiación no le sentó nada bien.

Churches se levantó llevándose las manos a la espalda, solemne. -La maquinaria de clonación del doctor Rankenstein se encuentra totalmente funcional. Decidimos hacer un experimento, utilizando una muestra de AND -o algo así- que quedaba en la máquina. Nos avisó de que no le quedaba apenas energía, pero procedimos. Este es el resultado, caballeros y... caballeras.- En ese momento, Paul levantó una cortina convenientemente colocada en la sala para mostrar una pequeña jaula. En ella había un extraño ser...

Era un humano pequeño pero ancho, con la cara regordeta y unos grandes ojos en blanco. Era una figura de pelo negro recogido en una coleta, con atuendos de caballero y una larga sonrisa de confianza en su mismo ser. Al ver al grupo de hombres y mujeres del RSA, agarró los barrotes y gritó enérgicamente un...

¡¡NOBU!!

[Imagen: 0225ca4031fff1ff782b1449198bdab6.png]

Los asistentes se quedaron en silencio. ¿Qué rayos era esa especie de abominación de la naturaleza? Lo peor es que se había quedado mirando a varias de las mujeres presentes mientras movía las cejas con cierta picardía. Para luego morder los barrotes, claro.

Paul continuó. -¿Sabéis cuanta energía ha costado fabricar a NOBU-01?- Los asistentes negaron con gesto dudoso. Aún confiaban lo suficiente en Paul como para saber que algo interesante podría traerse entre manos.
-Una unidad de energía. Es fácil controlarlos; se sienten atraídos por cualquier mujer y hemos probado que les encanta conquistar territorio. Serán la perdición de la Corporación, camarados y camaradas; he puesto al profesor a fabricarlos en masa, ¿creéis que alguien podrá detenernos?

Ante semejante declaración, estallaron en alegría, aplaudiendo y algunos incluso levantándose a abrazar a su líder. Pronto todo se tornó en un ambiente festivo y reconciliador, mientras otros felicitaban al buen capitán Di Sousa por su trabajo con los portales.

La criatura de la jaula no paraba de gritar. Algunos animaron al pequeño NOBU-01 a que gritara con más furia, como preparándolo para el combate que se avecinaba. Pronto se dieron cuenta de que el pequeño estaba gritando demasiado fuerte, que un eco resonaba por el lugar de forma extraña.

¡¡NOBU, NOBU, NOBU, NOBU, NOBU!!

Las puertas del sótano se abrieron, y con ellas entró una gran avalancha de pequeñas criaturas animadas por su propio grito de guerra. Jamás se les pasó por la cabeza una terrible idea...

Lo primero que querría hacer un buen NOBU, es un sector a su nombre.
Enviar respuesta 


Cambia de foro: